HOME
CUATRO VECES GANADOR DEL EAST AFRICAN SAFARI 1963-1966-1967-1968 & TRES VECES ELEGIDO EL AUTO MÁS FUERTE DEL MUNDO 1966-1967-1968
PEUGEOT 404
VEA Y LEA PRUEBA EL PEUGEOT 404
©VEA Y LEA, 14 de Octubre de 1963

__________ * __________

El Peugeot 404 probado por Vea y Lea
 

El 404 hizo su aparición en el mercado argentino apaciblemente, sin demasiados bombos y platillos; y se fue imponiendo, también en esa forma en el gusto de nuestro público. La simpleza del diseño Pininfarina, con un “aire de familia” de algunos otros modelos nacidos en el mismo tablero, hace que el 404 no sea un auto “aparente”, es decir ostentoso y espectacular. De plena forma “cuadrada”, con grandes planos y buena superficie de cristales, continua la tendencia Peugeot de concebir autos cuyas líneas, sin estar en la avanzada de estilo, sean modernas y clásicas al tiempo, de modo de producir un modelo por muchos años, sin que éste se desubique estéticamente. Evidentemente esto ayuda a mantener un buen precio de reventa.
Calificado como mediano, su capacidad no excede las cinco personas. Debido al diseño de sus asientos delanteros, cuya armazón hace sumamente incómodo el viajar entre ellos. Por lo demás, los asientos y especialmente los delanteros, permiten cualquier clase de maniobra sin que sus ocupantes se muevan siquiera de sus posiciones. Las cuatro puertas son amplias y los asientos y volante son altos, facilitando así el ascenso y descenso. El baúl, de regulares dimensiones, tiene una tapa que no llega hasta el paragolpes, siendo por lo tanto, fijo el panel trasero donde se ubica la patente que oculta la boca del tanque de nafta. La rueda de auxilio está colocada verticalmente sobre el costado derecho, y longitudinal al coche, ocupando de esta forma poco del espacio destinado al equipaje. La rueda posee una funda plástica que preserva de suciedad al cofre, y su posición posibilita el recambio, sin necesidad de sacar las cosas que se transportan en él. El tapizado es sencillo y lujoso a la vez; de un color, combina en todos los casos con los tonos de la carrocería.
En su asiento, el conductor se enfrenta con un tablero sobrio y simple, acabado en pintura corrugada mate, que evita reflejos en el parabrisas. En un solo instrumento se han reunido el velocímetro, los odómetros parcial y total, temperatura, presión de aceite, nivel de carburante, carga de la dínamo y reloj. Todos cuadrantes de aguja, salvo el de presión de aceite, que posee luz testigo. En el centro del tablero, por debajo del cenicero, se encuentran los controles de calefacción, y debajo de estos, a los costados del lugar reservado a la radio, el interruptor del limpiaparabrisas, que sirve para comandar el lavaparabrisas. Sobre el lado derecho, el cebador manual completa los controles ubicados en el frente del tablero. La luz de estacionamiento, el reóstato que comanda la intensidad de la luz del tablero, el arranque (combinado con la traba del volante), el freno de mano y las llaves de entrada de aire frío, se encuentran debajo del mismo. En el lado izquierdo de la columna de dirección, una palanca controla las luces de posición, baja y alta, y en el derecho, encima de la palanca de cambios, se encuentra la del indicador de giro. Todo está al alcance de la mano, y los accionamientos, tanto de pedales como de otros comandos, son suaves, sin saltos y precisos.
Eficaz e ingenioso es el sistema de aireación interior, que por medio de unas rejillas de posición regulable (tipo aire acondicionado), en los extremos del tablero, y unos tubos ubicados debajo de éste, reemplazan a las inveteradas aletas en las puertas delanteras. Cada rejilla se controla independientemente, por unas pequeñas levas colocadas en el borde inferior del tablero, con sus tres posiciones: cerrado, abierto arriba y abierto arriba y abajo.
La puesta en marcha es instantánea, y una vez caliente el motor, regula silenciosamente, sin sacudidas. El diagrama de movimientos del cambio, hasta tercera, es igual al de una caja de tres velocidades, ubicándose la cuarta delante de la segunda (palanca delante arriba). Una vez en movimiento, el 404 se muestra dócil, simple, de suave andar. La suspensión ha logrado la combinación de confort y dureza suficientes como para doblar rápido y sin problemas. La aceleración es notable para un vehículo de pasajeros con esa cilindrada. El 404 llega de 0 a 100 km/h en sólo 18 segundos. Los frenos y la dirección están en relación con su poder de aceleración y velocidad. En cuanto a la estabilidad, podemos afirmar que nos sorprendió. Aparentemente el 404 es un coche alto, pero de cualquier modo su extraordinaria estabilidad se afirma aun más con su suspensión adecuada para el caso.
Nuestro viaje de 3.500 km, en los que tratamos de pasar por los más variados caminos, incluyo una trepada al Cristo Redentor en Mendoza, una de las pruebas más duras a que pudimos someterlo. En todo momento el 404 respondió 100 x 100 a nuestros requerimientos, con una docilidad en desacuerdo con su tamaño. Parecía que conducíamos un auto muy pequeño y sensible y no un coche mediano, con tres pasajeros y equipaje. No notamos ningún bache de rendimiento, a pesar de hacer marchas continuadas de 10 o 12 horas tratando de mantenerlo en los 140/150 km/h. Tampoco el embrague o frenos demostraron alteraciones en su funcionamiento.
En conclusión: El Peugeot 404, con su sobria apariencia, no demuestra sus reales posibilidades. Es un coche mediano, para 5 pasajeros, sumamente veloz, seguro, casi deportivo, por su notable estabilidad, aceleración y frenos.

DATOS TÉCNICOS DE LA PRUEBA

Especificaciones Básicas del Peugeot 404 Probado
Motor de 4 cilindros en línea y 1.618 cm³ (diámetro 84 mm x carrera 73 mm —supercuadrado), enfriado por agua. Válvulas a la cabeza, relación de compresión de 7,4 a 1. Potencia máxima de 72 HP (SAE) a 5.400 rev/min. Par motor máximo 13 kg a 2.250 rev/min. Ventilador electromagnético. Embrague monodisco seco, con un diámetro de 215 mm. Caja de cuatro velocidades adelante —totalmente sincronizadas— y marcha atrás, con las siguientes relaciones de desmultiplicación:

1ra
4,00 a 1
2da
2,24 a 1
3ra
1,44 a 1
4ta
1,00 a 1
Marcha atrás
4,32 a 1

Diferencial a tornillo sinfín, con las siguientes relaciones:

Relación
4,20 a 1
1ra
16,80 a 1
2da
9,40 a 1
3ra
6,04 a 1
4ta
4,20 a 1
Marcha atrás
18,34 a 1

Suspensión delantera independiente, con resortes helicoidales, amortiguadores hidráulicos y barra Panhard antirrolido. Trasera, con eje rígido, resortes helicoidales, amortiguadores hidráulicos y barra estabilizadora. Frenos hidráulicos en las cuatro ruedas, con mando mecánico en las traseras. Campanas delanteras de 255 mm x 60 mm. Dos cilindros por rueda. Campanas traseras de 255 mm x 50 mm. Autocentrantes en las cuatro ruedas. Superficie frenante de 915 cm². Dirección a Cremallera, con una reducción de 1 a 18,6.
El auto probado era un modelo 1963 producido por I.A.F.A. S.A. (chapa nº 950949, motor nº 4.231.884 y chasis nº 400.578), y fue recibido con 17.233 km y entregado con 21.569 km. El kilometraje de la prueba constó, entonces de 4.336 km. Contaba con un carburador Solex 32 PBICA, neumáticos Good Year 155/380 y un equipo eléctrico de 12 voltios Duceller.

x
Error del Velocímetro
Auto (km/h)
20
40
60
80
100
120
140
Real (km/h)
17
36
56
81
100
118
135
x
Prueba de Velocidad Máxima
152 km/h
x
Prueba de Aceleración
De 0 a 20 km/h
2,1 s
De 0 a 30 km/h
2,9 s
De 0 a 40 km/h
4,1 s
De 0 a 50 km/h
5,9 s
De 0 a 60 km/h
6,9 s
De 0 a 70 km/h
10,0 s
De 0 a 80 km/h
12,1 s
De 0 a 90 km/h
15,1 s
De 0 a 100 km/h
18,0 s
x
Trepada
En 1ra
29 %
En 2da
18 %
En 3ra
11 %
En 4ta
7,2 %
x
Prueba de Empuje
Se comprueba aquí el empuje máximo que recibe el automóvil en cada marcha, por medio de un instrumento de precisión llamado Performance Meter marca Tapley. Las mediciones resultan en Libras de empuje por tonelada de automóvil.
En 1ra
25 a 30 km/h
550 lb/ton
En 2da
55 a 60 km/h
360 lb/ton
En 3ra
70 a 75 km/h
220 lb/ton
En 4ta
95 a 100 km/h
150 lb/ton
x
Resistencia aerodinámica y rodamientos (DRAG)
A 100 kilómetros por hora fue de 52 kg por tonelada.
x
Prueba de Frenado
 
Reacción
Efectiva
Total
De 30 a 0 km/h
5,8 m
3,8 m
9,6 m
De 40 a 0 km/h
7,7 m
4,7 m
12,4 m
De 50 a 0 km/h
9,7 m
7,2 m
16,9 m
De 60 a 0 km/h
11,6 m
11,1 m
22,7 m
De 70 a 0 km/h
13,6 m
19,1 m
32,7 m
De 80 a 0 km/h
15,5 m
23,5 m
39,0 m
De 90 a 0 km/h
17,5 m
29,2 m
46,7 m
De 100 a 0 km/h
19,4 m
39,5 m
58,9 m
x
Pruebas de Estanqueidad para el Agua
Agua: En prueba efectuada con lluvia artificial a presión de 120 lb/in² durante 15 minutos, el 404 registró ligeras filtraciones por las puertas.
x
Pruebas de Consumo
Realizadas sobre ruta y ciudad, estableciendo consumos a distintas velocidades.
En ciudad
9,1 km por litro de nafta
En ruta
10,8 km por litro de nafta
x
Frecuencia del Limpiaparabrisas
Única
60 oscilaciones por minuto
x
Visibilidad
Un conductor de 1,75 metros puede ver el suelo a 4,33 metros hacia adelante y a 5,83 m hacia atras. Y 5,78 m hacia la derecha y 0,96 m hacia la izquierda. El limpiaparabrisas deja una pequeña porción sin barrer en laparte inferior derecha del parabrisas.
x
Diámetro de Giro
Derecha
8,80 metros
Izquierda
8,65 metros
x
Slalom o Maniobrabilidad
Esta prueba consiste en recorrer 100 metros sorteando conos, ubicadas distantes 10 metros una de otra. En el caso del Peugeot 404, empleo 14 segundos, a una velocidad promedio de 25,7 km/h.